23599
post-template-default,single,single-post,postid-23599,single-format-standard,stockholm-core-1.1,select-child-theme-ver-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded,side_area_over_content,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive

Consistencia, contenido y constancia: la regla de las «3C” en Comunicación

Consistencia, contenido y constancia: la regla de las «3C” en Comunicación

Internet se ha convertido en una fuente inagotable de información y el smartphone, en el dispositivo que más consultamos a lo largo del día para comunicarnos, leer, entretenernos, aprender nuevos conocimientos y comprar. Es tan fácil acceder a información, de todo tipo y en cualquier momento, que empresas y marcas realizan grandes esfuerzos para hacer llegar sus mensajes a través de los múltiples canales disponibles: redes sociales, blogs, emails, medios de comunicación, podcasts, etc. 

No en vano, se estima que, desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir, podemos llegar a recibir hasta 6.000 mensajes publicitarios según Neuromedia. De ahí que, al final del día, tan solo recordemos e interioricemos aquellos contenidos que realmente nos han impactado, y que suelen ser muy pocos.  

Planes de comunicación 360, la regla de las «3C”

Frente a este panorama de sobreinformación, para comunicarse con éxito y dejar huella en la audiencia, las empresas tienen que saber hacer Comunicación 360. Y esto, a grandes rasgos, quiere decir tener en cuenta todos los canales de comunicación en los que la empresa y su público están presentes y diseñar las acciones de comunicación de forma global y coordinada para todos ellos.

Además, es imprescindible cumplir con la norma de las «3C» (consistencia, contenido y constancia), ofreciendo a la audiencia contenidos interesantes, acordes con los valores de la empresa y con una cierta regularidad. Desde totoro comunicació, creemos firmemente que, en muchas ocasiones, menos es más, por lo que es muy importante elaborar una estrategia de comunicación basada en la regla de las “3C”.

La consistencia se ha convertido en una cualidad indispensable para las marcas, tanto en su identidad visual como en la comunicativa. El volumen de impactos que recibimos diariamente es tan arrollador que, si no somos capaces de alinear los mensajes que damos con los valores y la identidad de la empresa y hacerlo de forma atractiva para atraer la atención, será difícil conectar con el público.

Asimismo, el contenido es el rey. Y no lo decimos nosotras. Solo hace falta ver la infinidad de creadores de contenido que encontramos en la red. Desde creadores de recetas keto, a instructores de fitness, profesionales del ajedrez o de la bolsa, pasando por los influencers de moda. Todos generando contenidos, de forma casi diaria, para nutrir sus canales de Instagram, Twitter o Tik-tok y conectar con miles de usuarios.

Nos encontramos en una era en la que el público busca consumir información que le aporte algún tipo de valor. Ya sea entretenerse, aprender a cocinar, resolver una duda o, simplemente, evadirse de la realidad. Por ello, antes de lanzarnos a comunicar es indispensable reflexionar con quién queremos dialogar, qué objetivo perseguimos y qué podemos ofrecerle para hacerle la vida más fácil.

Finalmente, es tiempo de ser constantes ¡Qué difícil es, pero qué necesario! ¿Cuántos perfiles de Instagram o Twitter se dan de alta al día y cuántos sobreviven al primer año de vida con una periodicidad y constancia aceptable para los usuarios y, en línea, para los algoritmos? ¿Cuántos blogs nacieron con un propósito de informar y murieron al cabo de 3 posts?

En totoro comunicació, elaboramos planes de comunicación y marketing digital 360 que propulsan y aumentan el valor de las empresas.

¿Quieres comunicar siguiendo la regla de las «3C” y no sabes cómo? En totoro comunicació podemos ayudarte. Pregúntanos y te informaremos.